La maestra vida…

Este articulo fue publicado en Febrero 5 del 2016.

Hace un año tuve una crisis de salud eso que llaman, una experiencia cercana a la muerte. No pase por un túnel, simplemente en mi aparente muerte clínica y mientras me revivían; lo único que sentí fue una paz inmensa. Comenzando un dialogo interior sobre la belleza de la experiencia y la necesidad de luchar por vivir; pues no había cumplido mi misión en la vida.

No fue algo fácil la recuperación fue lenta y en el cuerpo quedaron secuelas que sin fuerza de voluntad y entereza espiritual me tendrían incapacitado. Pero la lección fue aprendida a cabalidad. El primer paso para sanar es amarnos plenamente. Y desde hay darle un verdadero propósito a la vida.

En septiembre retome de nuevo Lapuertastral un proyecto que había comenzado en el año 2009 y que tiene como misión a través de 40 años de estar recorriendo el sendero Espiritual; llevar luz a quienes por falta del conocimiento de las leyes universales, deambulan por el mundo buscando una felicidad que se les hace esquiva.

Esa experiencia con la maestra muerte. Me enseño que dejar a un lado la misión de servir a quien está en sufrimiento; bajo el pretexto de que no merecen ser sacados del error, no fue la correcta. Debía ser llevada a cabo, sin esperar ni siquiera el agradecimiento del que reciba la ayuda esperada.

La vida muchas veces parece sin sentido. Pero si no lo tuviera; nosotros podemos dárselo. Te invito a que mires adentro de ti y que no esperes a estar al borde de la muerte, para comprender qué; lo más mínimo que hagas por el bien de tu prójimo, es el mejor bien que haces para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *